16.9.10

Grité por tu nombre.

Al despertar de un bello sueño,
grité en la soledad por tú nombre
y me sentí desolado porque no
estabas tú a mi lado.

Solo tengo el incondicional recuerdo
de ese amor tan eterno y tan profundo
vivido con mucha ternura y pasión.

De mi silencio y de mi garganta dolida
grité tú nombre con todas mis fuerzas con
la esperanza que me escucharías.

Solo son emociones guardadas en mi mente
que se atrofia con el tiempo. Todo lo bello
que he pasado contigo, solo era una ilusión.

Desde el fondo de mi alma, grité por tú
nombre, se alumbró tú presencia envuelta
en seda de amor enseñando toda tú
belleza, donde mi corazón se encandiló
de tanta emoción.
¡Solo era el despertar de un bello sueño!.

4 comentarios:

LiLa BoNi dijo...

Querido...
O castelo já está construído...e nossa amizade lá habita!!!
Mil beijos!!!!!

Epoca Dorada dijo...

Ojalá y los sueños fueran tan eternos, como ese amor vivido verdad? y qué angustia al despertar...el darnos cuenta que sólo fue eso...un sueño, que parecía realidad...
Me ha encantado leerte Fernando. Gracias por tu huella en mi Epoca.
Besitos dorados para ti.

LiLa BoNi dijo...

Sempre é bom estar por aqui!!! Adoro !!! Por isso ...volto !!!! Mil beijos !!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Fernando.

Gracias por tu visita a mi nuevo blog.
Voy a poner la dirección de éste tuyo en mi blog, porque me ha gustado, no lo conocía.
Pasa un buen día.
Besos.